Más información

Lámparas turcas

Dentro de la decoración de un hogar, la luz es un factor muy importante que nos ayuda a dar un toque de intimidad y personalidad.

Encontrar una lámpara adecuada que sea práctica y decorativa, es el objetivo a cumplir cuando nos enfocamos en buscar la mejor iluminación para cada espacio.

Cuando queremos encontrar un buen foco que ilumine la estancia y que consiga crear un ambiente agradable y un estilo inconfundible, intentamos descubrir nuevos elementos que hagan que el estilo de la habitación sea atractivo y original. Además de que cumpla con su función de permitir un ambiente relajado.

Una lámpara turca es una buena opción para crear un ambiente confortable, atractivo y de buen gusto.

Además son piezas originales, que al ser fabricadas a mano se obtienen elementos que son únicos. Y al comprar lámpara turca nos daremos cuenta de que cada una es única y especial.

Estas lámparas integran elegancia, modernidad y tradición en una sola pieza. Un toque de artesanía en la decoración que atraerá todas las miradas.

Otra de las ventajas de estas lámparas turcas, además de la imagen decorativa que ofrecen, es su fácil mantenimiento. Solo con un paño húmedo o pasando el plumero, conseguimos que sigan brillando como si estuvieran recién compradas.

Para conseguir una decoración confortable, elegante y exclusiva con un toque de tradición, comprar lámpara turca es la mejor opción, una pieza indispensable para ambientes agradables, íntimos y que resalten por su belleza.

Lámparas turcas de techo

Al comprar lámpara turca estamos adquiriendo un elemento lleno de tradición, diseñado de manera artesanal, con mucho cuidado y mimo.

Estas lámparas están diseñadas con una gran cantidad de diferentes cristales con distintos colores, que consiguen crear un bonito mosaico que hacen que todas las miradas se vayan hacia ellos.

Estas luminarias nos recuerdan a las que se podían ver en antiguos palacios árabes y de cuento como las mil y una noches, que hacían que la estancia brillara gracias al uso de cristales y piedras preciosas.

Hoy, estas lámparas turcas están al alcance de toda clase de personas interesadas en una decoración exclusiva. Se han ido adaptando utilizando materiales de gran calidad, abalorios y cristales, que mediante un proceso de trabajo artesanal arduo, convierten cualquier estancia en un espacio muy especial.

Las lámparas turcas de techo, quedan espectaculares en ambientes diseñados para estilos más modernos, aunque en una decoración rústica, vintage o de estilo bohemio también quedan ideales. Y es que esto demuestra que son elementos que pueden integrarse a la perfección en diferentes estilos concretos de decoración.

Aunque para los más atrevidos, este tipo de lámparas pueden utilizarse para romper la monocromía de un estilo en particular, dando un toque de color y rompiendo las reglas de un estilo decorativo en particular.

Estas lámparas turcas tienen unas tulipas redondeadas y fabricadas a mano con diferentes cristales de colores. Crean una estética única y muy original al reflejar esos tonos cuando la luz se enciende, convirtiendo la decoración en algo original.

Con una lámpara turca de techo, lograremos un punto de distinción y un toque muy acogedor para conseguir que en la estancia exista un ambiente tranquilo que nos ayude a relajarnos.

Lámparas turcas de mesa

Para aquellos a los que les gusta disfrutar de una luz ambiental relajante, quieren un punto de luz para la mesita de noche del dormitorio o quieres dar un toque de estilo al despacho, una lámpara turca de mesa es ideal para conseguir intimidad, confort y una decoración original.

Las lámparas turcas de mesa, están diseñadas de manera exquisita, con cristales de bellos colores, y diferentes bases y diseños, para crear un estilo muy personal e intimista en cualquier estancia donde quieras colocarla.

Nuestras lámparas turcas de mesa están diseñadas de manera artesanal, a mano, lo que hace que cada una de estas lámparas turcas de mesa sean exclusivas.

Son fáciles de mantener para que puedan seguir luciendo durante largo tiempo aportando intimidad y un ambiente muy acogedor.

Sin importar donde las coloques, siempre conseguirás una decoración muy personal y cómoda, con un toque de sofisticación que ayuda a conseguir una decoración mucho más divertida y menos rutinaria.

Alejarse de los modelos clásicos de decoración es sencillo colocando una lámpara turca de mesa, haciendo que sea el centro de atención, rompiendo la monotonía de un estilo simple y alcanzando una decoración más particular y detallista.

Lámpara turca mosaico

Al comprar una lámpara turca hay que tener en cuenta que tenemos entre nuestras manos un elemento único, fabricado de manera artesanal. Son piezas exclusivas, porque al fabricarlas a mano, cada lámpara tiene su propia personalidad y carisma.

Estas lámparas se pueden colocar como detalle destacado en una estancia, o escogiendo más de una para distribuirlas por la estancia. Y es que existen diferentes diseños que pueden encajar a la perfección en la decoración.

Así podemos colocar una lámpara turca de mesa, otra de techo y una lámpara turca de pie, consiguiendo que la decoración se centre en estas piezas únicas y muy decorativas.

Si para una sola habitación parece excesivo, se pueden colocar en diferentes puntos como una mesa en la entrada para recibir a las visitas, en la mesita del dormitorio o cerca del sofá para conseguir un ambiente relajado mientras vemos la televisión.

Las lámparas turcas son muy versátiles, y al colocarlas logramos un estilo exquisito que nos proporciona calidez y un ambiente muy confortable para amenas y relajadas charlas entre amigos.

Una lámpara turca de mosaico, es una pieza muy especial que requiere de mucho trabajo durante su fabricación.

Son elementos que están diseñados con materiales de gran calidad. Las tulipas se fabrican con cristal macizo resistente, y en él se van colocando de manera muy cuidadosa los diferentes cristales de colores en formas romboides o triangulares y otros abalorios para conseguir esa sensación de elegancia.

Para conseguir un ambiente cálido e intimo, una lámpara turca de pie, techo o mesa, de mosaico es una pieza excepcional que cumplirá con todos los requisitos de aquellos amantes de la decoración que buscan exclusividad, diseño elegante y que les gusta añadir un toque tradicional a su estilo decorativo.